Prescripciones digitales para optimizar recursos

Los campos son heterogéneos y varían significativamente tanto los nutrientes del terreno como la producción del cultivo en distintas zonas de una misma parcela.

Es por esta razón que el uso de aplicaciones con dosis uniformes de producto no es eficaz, al generar exceso de nutrientes en algunas partes y un déficit en otras, y por tanto, no lo estamos aprovechando de forma óptima.

Frente a esto, cuando aplicamos los abonos o fertilizantes con dosis variable, estamos entendiendo y teniendo en cuenta la heterogeneidad del campo para  aplicar la dosis óptima en cada punto, definiendo zonas con diferentes dosis del producto a aplicar, que calculamos a partir de información básica sobre las características o necesidades particulares del terreno o del cultivo.

Si quieres saber más sobre este tipo de prescripciones, cómo calcularlas y cómo ejecutarlas para obtener el máximo ahorro y rentabilidad, inscríbete ahora en nuestro curso.

¿Qué beneficios nos aporta la zonificación a dosis variable?

Este tipo de prescripción nos aporta beneficios tanto cuantitativos como cualitativos.
  • Equilibrio nutricional: distribuye la cantidad de producto a aplicar en la superficie total de la parcela de tal modo que conseguimos su óptimo aprovechamiento.
  • Ahorro de insumo y aumento de productividad: ahorramos producto y lo enfocamos en las áreas con mayor potencial, aprovechando los nutrientes correctamente .
  • Aumento de control de las operaciones: gracias al registro de la tarea y la trazabilidad de su ejecución en tiempo real, nos permite aumentar el control.
  • Análisis y evaluación de la ejecución: gracias a la información georreferenciada que registra la maquinaria durante el proceso de aplicación, podemos monitorizar y analizar su ejecución.

¿Interesado en aprender más sobre prescripciones digitales?

Creado con