Sostenibilidad 2023

La agricultura de precisión, clave de presente y de futuro en el camino hacia la sostenibilidad del campo.

El 22 de marzo celebramos el Día Mundial del Agua, un bien preciado y escaso. El uso racional de los recursos hídricos responde a una creciente preocupación y concienciación medioambiental, ligada al carácter estratégico del agua.

Esto nos hace pensar en una nueva forma de gestión de los recursos, dónde, cómo y de qué manera son mejor aplicados, dependiendo de los cultivos y las zonas de la parcela. Eso sólo es posible si lo hacemos mediante la agricultura de precisión.

Según la Consejería de Agricultura, Pesca, Agua y Desarrollo Rural de la Junta de Andalucía, en el nuevo contexto político e institucional de la Unión Europea, existen dos grandes bloques de políticas determinantes para la agricultura de riego en España; “por un lado, la Política Agraria Común (PAC) y las políticas ambientales que están fomentando de manera creciente la protección del medioambiente y de los recursos naturales. Por otro lado, la Directiva Marco del agua (DMA), que requiere el buen estado ecológico de todas las masas de agua y la recuperación de todos los costes de suministro de los servicios del agua, tiene una repercusión directa sobre la agricultura de riego en todas las regiones y sistemas agrarios. Es muy probable que estas políticas resulten en cambios significativos del paradigma actual de la agricultura de regadío en Andalucía. Así, se puede esperar una reducción del consumo de agua, una mejor utilización de los recursos hídricos y un mejor uso del suelo, con importantes impactos sobre la gestión del territorio”.

Indudablemente, las prácticas agronómicas influyen en el uso eficiente de los recursos. Mantener un suelo sano es clave y ayuda en gran medida no sólo a su conservación, sino a la mejora de su biodiversidad y la calidad del agua y sus nutrientes. Luis López Bellido, ingeniero agrónomo y Catedrático emérito de Agronomía de la Universidad de Córdoba, destaca en su libro La salud del suelo. Claves de la sostenibilidad y productividad de la agricultura, que “la agricultura climáticamente inteligente es un enfoque agrícola que aumenta la productividad agrícola, adapta los cultivos y el ganado para crecer en climas cambiantes y mitiga las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI). Existe una variedad de prácticas y tecnologías agrícolas climáticamente inteligentes”. 

Además, Luis López Bellido añade que “se pueden distinguir tres pilares de la agricultura climáticamente inteligente, es decir, (1) productividad agronómica y económica, (2) resiliencia y capacidad de adaptación, y (3) mitigación del cambio climático en el mundo en desarrollo”.

La sostenibilidad y la agricultura de precisión van de la mano, no se entiende una sin la otra. Cuando hablamos de agricultura de precisión, es entender ésta como un enfoque tecnológico para la gestión de las parcelas agrícolas, gracias a los avances que se están desarrollando en inteligencia artificial, que está suponiendo una verdadera revolución. Teniendo en cuenta que con ella se viene a cumplir con algunos de los objetivos más importantes, en aras de la consecución de una España más verde, productiva, sostenible y respetuosa con el medio ambiente, la apuesta por la agricultura de precisión está sirviendo a muchísimos agricultores a desarrollar una gestión mucho más eficiente y sostenible de sus parcelas y de sus cultivos, además de cuidar del suelo. 


Por lo tanto, el avance de las nuevas tecnologías, hacen posible poner en marcha la agricultura de precisión en prácticamente todo tipo de explotaciones agrícolas. Gracias a la recopilación de datos, mediante sensores y la automatización, es posible dirigir los equipos de los que el agricultor dispone. Algo impensable hace tan sólo unos años, pero que gracias a la agricultura IoT es posible. Es un nicho de gran proyección en el sector agro. Ser capaces de realizar mediciones mejora y medir el rendimiento de los cultivos, además de que es clave en la consecución de una agricultura sostenible económica y medioambiental. 

La agricultura representa más del 70 % del uso del agua en todo el mundo. Hemos vivido un año hidrológico muy seco, en el que los cultivos han sufrido un estrés hídrico para el que muchos agricultores no han estado preparado, por la escasez generalizada de agua, la falta de unas infraestructuras que garanticen el suministro y también, en muchos casos por la falta de una gestión eficiente. Gracias a la monitorización el agricultor es capaz de analizar la cantidad óptima de agua para el riego, así como los nutrientes y los productos fitosanitarios que se deben usarse, entre otros. Es ser capaz de tener una visión integral que de otro modo no sería posible. Hablamos de una gestión integral e inteligente gracias a las predicciones sobre la siembra y la cosecha. Esto es rentabilidad, y esto es lo que los agricultores necesitan hoy para conseguirlo. 

Son muchas las empresas tecnológicas y consultoras que ofrecen sus servicios a empresas agroalimentarias, así como múltiples y variadas las herramientas y soluciones digitales. Análisis de datos, uso de drones, maquinaria con inteligencia artificial y tecnología autónoma, con gestión y diagnóstico a distancia, etc. Todo un mundo de posibilidades que están a la mano de los agricultores. 

Conocer lo que se hace y que además funcione, es una de las premisas de Ichisel; la plataforma de formación que quiere mejorar el rendimiento de tu explotación, donde tú eres el protagonista y vas a aprender de primera mano a utilizar las herramientas disponibles en la agricultura de precisión. Resolver problemas reales y dar respuesta a esos problemas con soluciones efectivas, testadas, es lo que hoy en día, todo agricultor busca. Antes de aventurarse, Ichisel lo prueba y si funciona y es posible, te enseña cómo puedes llevarlo a la práctica. De la mano de los mejores expertos en agricultura de precisión, te ofrecemos una solución basada en la formación práctica, sencilla, ágil, que puedes seguir a tu ritmo. No dudes en contactar con nosotros. Te informamos sin ningún tipo de compromiso. Inscríbete ahora en nuestro curso.

¿Interesado en aprender más sobre la sostenibilidad del campo?

Creado con